Mejor productividad, Recursos siempre disponibles

Acceso remoto desde cualquier lugar a máquinas físicas o virtuales

Una instalación física en la oficina debe flexibilizarse para permitir crecer en momentos de más trabajo y reducirse cuando así sea necesario. La forma tradicional de flexibilizar mediante colaboradores externos, con sus propias estaciones de trabajo tiene problemas conocidos como:

  • Licencias distintas y software de distintas versiones
  • Material en discos no seguros, que se mueve a través de transferencias inseguras.
  • Lentitud en las transferencias.

Nuestra propuesta tiene varias configuraciones, según complejidad.

  1. Conexión remota a las máquinas ya existentes. Podemos encriptar la pantalla o pantallas para dar acceso a un cliente remoto. El cliente puede ser un software que se ejecuta en el ordenador propio, o un ordenador muy sencillo llamado Zero Client. Conseguimos resoluciones hasta 2 monitores 4K, HDR y Wacom sin latencia
  1. Creación de un entorno virtual privado para levantar estaciones de trabajo según necesidades. Esta configuración es compatible con un entorno mixto físico / virtual.
  2. El mismo entorno virtual en nube pública, para poder escalar la producción en la medida que sea necesario. La idea es encontrar el equilibrio entre prestaciones, flexibilidad y coste en un entorno de nube híbrida y alguna máquina física.
Share on linkedin

Artículos relacionados