Uncategorized

El video no ayuda al efecto invernadero

Es un escenario demasiado familiar, junto con los incendios forestales, las inundaciones, las sequías y otras catástrofes relacionadas con el clima que antes eran acontecimientos esporádicos pero que ahora aparecen habitualmente en las noticias.
Sin embargo, aunque el calentamiento global sea cada vez más visible, también puede parecer lejano y difícil de relacionar con la vida real. Albert, la organización medioambiental respaldada por la BAFTA, ha desglosado el impacto. Calcula que cada hora de producción televisiva genera 9,2 toneladas de CO2 y que cada tonelada de CO2 supone la pérdida de 3 m2 de hielo marino.

Share on linkedin

Artículos relacionados